lunes, 28 de febrero de 2011

China II: El país de los contrastes "Shanghai"

Voi entamar esti artículu rompiendo otru mitu. Si nel anterior falábamos de que China nun ye barato, agora tengo que desilusionavos tamien, China ya nun ye’l país de les imitaciones a 1 €.  Seguro qu’oyistis dalguna vegada eso de: “buff! Custo tuvo que cerrar porque vendien les sos camisetes idéntiques a 1 €”. Pues nun ye asina y menos en les grandes ciudaes.  Shanghai tien mas centros comerciales y tiendes que cualquiera de les metrópolis europees…  Nos caberos años, toles grandes firmes fueron garrando posiciones y tando presentes. Hai centros comerciales de luxu que namai tienen tiendes comu Cartier, Tifannys, Armani, Dolce & Gabana, y Zara…  Porque el grupu Inditex tien una gran presencia n’aquel mercau.  Shanghai divídese en dos grandes partes que tan separtaes pol riu Huangpu.  A un llau el Pudong, la ciudá mas moderna, onde s'lcuentren edificios como’l World Financial Centre que con 492 metros d’altura ye’l segundu mas altu del mundiu; o la espectacular Jin Mao Tower, faciendo de collacios de viaxe de la Oriental Pearl Tv Tower.  Esta ye una zona fundamentalmente comercial onde tan munchoe de les estancies camentaes pa los turistes y na, que podíen vendete casi cualquier cosa; una mestura entre lo mas espectacular, moderno e increíble, como la tienda de Louis Vuitton o lo mas rancio como espacios enllenos de probeza y na que la hixene dexa bastante que desear.  Al otru llau del Huangpu, el Bund, el Shanghai mas colonial, nel que tan los edificios históricos y ondealcuentrase la Old City (aunque muy enfocada al turismo ya con establecimientos como Mc Donald’s o Pizza Hut, enllena d’encantos ancestrales. Dientro d’ella ta el Yu Garden, como en casi tolos parques que tienen daqué d’atractivu hai que pagar, en esti unos 5 € por persona.  Son distintos edificios históricos y pabellones, un paseu que nun ye peragradable pela masificación, hay que madrugar pa nun tropezate con cientos de turistes, procura dir en día llaborable pa evitar a los turistes chinos tremendamente mal educaos que traten de colase siempre.  Y si decidís entrar nun perdáis la ocasión d’esfrutar del Llar de los Tes, onde convídente a probalu, seguros de que vas cayer na tentación, les mestures son máxiques con gran tastu y persabrosos, ensin necesidá de dengún tipu d’edulcorante y res que ver cola mayor parte de los que lleguen equí. Yo merqué ellí pero equivóqueme.  Comu sitiu pa los turistes los precios tan mas qu’inflaos y pues alcontralos en dalgunes de les munches tiendes de té qu’hai pela cai fasta diez veces mas barato y cola mesma calidá.  En esti llau del riu son visites obligaes pela so espectacularidá el Templu del Buda Xade y el del Jing’an, na mayor parte de les guies apaez el primeru pero non el segundu, pueo garantizavos que ye mas sorprendente el del Jing’an.  Tien encantu tamién, pero nun pasaría un res si nun la viereis, Xintiandí y nun podeis colar de Shanghai sin facer el cruceru pel riu Huangpu de nueche o cuando entama l’atardecer pa ver comu se prenden los edificios.  Naide como los chinos ye capaz d’illuminar, ellí ta too con lluces fasta los árboles de les cais, paez una nadal permanente.  Hai dellos barcos pa facer el cruceru, pero’l mas espectacular ye un que lleva unos dragones a los llaos doraos y especialmente facelo arriba na paxarera. Dalgunes coses recomiendanles les guies como imprescindibles pero hai que fuxir d’elles, por exemplu la Oriental Pearl ye guapa por fuera, pero dientro nun tien un res d’interés.  Si nun quies tirar les perres nun subas, nun hai meyor miraror que’l del World Financial Centre.
Por ciertu y enantes de metenos col tema gastronómicu, nun garreis el BIG BUS, una especie de bus turísticu que termina pertemprano, ye percaru y va a la carrera, paez mas bien que ta tratando de batir un record de velocidá, res que ver colo que tamos avezaos equí.  El taxi y el metru, les dos meyores maneres de movese, son baratos y eficientes.  Un trayectu mediu qu’en Asturies costaríate 12 € ellí bien a valir 1,50 €.  Cuidadín cuando vas pela cai, nun respeten los semáforos, hai motos y bicicletes que nun paren per tolos llaos, incluyía l’acera y el peatón ye’l últimu monu, asina que mil güeyos.  Gastronómicamente Shanghai foi un pocu decepción, quiciaves nun fuimos capaces d’alcontrar esos sitios con encantu, comides perpicantes y pocos llugares tradicionales como los que pudimos alcontrar en Hong Kong. Prácticamente rondó siempre los 15 €. Nun pueo recomendavos un italianu pero La Villa mereció la pena, un establecimiento con tol luxu oriental atendíu per ellos y siempre col mesmu discu de Eros Ramazzotti puestu pero pelo demás perbien. Hai que dir a la Torre Mao e intentar entrar nel esclusivu Cloud 9 na planta 87, inmeyorables vistes, tranquilidá, pocos turistes y saborear un atractivu cóctel, combinación perfecta.
 
Ayalgues Gastronómiques:

De les munches mestures de Te que podemos alcontrar yo quédome con una que me ficieron nel Yu Garden, espectacular en tolo sentios y amás comu dicía enantes, namas pela esperiencia de la preba ya merez la pena la visita..
Sweet Tea + Huang Xian

PREBA: Te negru con verde, enllenu d’aromes que recuerden a distintes especies y flores, toques de clavu y canela, con dulces, regaliz y mentolaos. En boca ye un pocu dulce, sabrosu y un bon toque d’amargos.

SERVICIU: El agua nun pue pasar de los 90ºC y hai  que dexalu infusionar pelo menos 5 minutos, una cucharadina ye mas que de sobra pa dos persones.

 PVP Aprosimau: 100 €/kg.

Al platu vendrás arbeyu
TMSK

Nel centru comercial abiertu de Xintiandi. Na zona del Bund. Shanghai

Preciu Mediu: 150 Yuan (20 €)

Calificación: 7/10 (Cocina Internacional)

A les nueses espaldes circulaba l’agua, nuna especie de riu artificial, que xunto a la iluminación enllenaben d’encantu el chigre.  Un ambiente Zen arrodiau de coloridu y cómodos espacios pa poder esfrutar la xinata.  Garramos dellos platos variaos, nos que pudimos descubrir los encantos afumaos del Tofu, la crema de flor de calabaza o una especie de llonganiza de coríu, setes, algues y carnes too preparao apenes ensin grasa y na que los sabores primen so los complementos. Pa final la xinta na meyor que un bon te, nesti casu el Guan Yin.                   


Esti artículu foi espublizau nel selmanariu Les Noticies en avientu de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario