viernes, 29 de abril de 2011

Asturies en Gourmet


El Salón Internacional de Gourmets pesllaba les sos puertes nel recintu ferial Xuan Carlos I de Madrid IFEMA, el pásau 14 d’abril, tres cuatro intensos dies de negociu alrodiu la meyor gastronomía, una amplia seleición de productos de la más alta calidá na que nun faltaron los productos asturianos. Lo primer que sorprende ye ver como l’Asturies gastronómica, la que tien comu una de les sos banderes turístiques la gastronomía, taba malpenes representada por una treintena d’espositores nos que incluimos la representación institucional, ye decir Asturies y los conseyos regulaores de toes les denominaciones d’orixe que tenemos. Fuera del Stand d’Asturies podíamos alcontranos con la sidra el gaiteru con stand propiu o nel Gourmet Quesos la representación de Rey Silo. Amás d’esto había un espaciu nomau el túnel de la sidre nel que podíen catase de balde 31 tipos de sidra que desconozo el criteriu que se siguio pa escoyela, pero la verdá nun yera nin muncho menos lo meyor que tenemos n’Asturies.  Dientro d’esti garrapiellu d’empreses alcontramonos con una que va dando guerra pocu a pocu colos sos productos, con una defensa de la calidá y de lo artesano, toi falando de Los Caserinos, una empresuca pequeña que vende la so lleche fresco en máquines espendeores, pero que tamien tien una bona riestra de productos interesantes.  Ellí descubrí el caberu d’ellos, un arroz con llechi fechu con dos tipos de llechi, cabra y vaca, daqué que nun ye habitual y que marca les ganes de facer coses que tienen empresines pequeñes como esta. Tamien pude esfrutar del maxistral quesu que fae Pascual en Pravia, l’Afuega’l Pitu Rey Silo, fechu con lleche cruda de vaca, el xúnicu que se fae n’Asturies d’esti tipu; tantu el blancu comu el roxu son perdistintos en sabor a lo que vengo prebando, asina coinciden dalgunos de los espertos colos que tuve falando, estos consideren un pasu alantre pal mundu del quesu n’Asturies, l’atrevimientu que Pascual tuvo. Ye cierto qu’Asturies ye’l país de los quesos, pero nun lo ye menos cierto que hai munchos asemeyaos y que la promoción, el saber vendese, paez que queda en manes de los distribuidores; nun facemos res por d’esplicar al mundiu que somos una gran mancha quesera y perdemos oportunidaes como estes pa facelo. Pude ver mapes de Francia o d’Inglaterra que nun cubrien el númberu de quesos que podría cubrir un mapa asturianu, que quiciaves esista pero yo nun lu conozo y dedícome a la gastronomía, asina que poca difusión tien. En dalgunos grupos gastronómicos d’Asturies nel Carallibru (Facebook), criticabase que nun había nin una sola botella de vinu de Cangas en tol salón de gourmet y nun ye cierto, pero nun lo ye menos que la representación qu’habia yera exclusivamente la institucional y polo tanto lo que nun teníamos ellí yera ni una solo marca.  Nun entiendo mui bien que ye lo que se quier facer con esti vinu, entiendo que son producciones pequeñes y tamien que hai presupuestos pequeños, pero habrá que buscar dalguna manera pa dir a salones tan importantes como estos.
            Dientro de la coleición d’espositores tuvimos una vegada más la oportunidá de prebar l’Alquitar de l’Obispu, un d’esos espirituosos de mazanes de los que enantes n’Asturies, nun había.  Dende tiempu inmemoriable n’Asturies tenemos mazanes y tamien cuenten delles lliendes que dende equí partieron los cupables de qu’en Calvados (Francia) faigase esi aguardiente, pero equí nun había manera d’alcontrar un productu que tuviere al nivel; agora sí y col pasu de 9 años en roble mas tovía, una edición llimitao de namai que tres mil botelles pero que tien tola elegancia de los grandes destilaos de mazanes y que pue competir nel mercau.  Ellí taben descubriendo-yos a los gourmets que n’Asturies hai mas coses que sidre y fabes.
Otra de les noticies positives de la delegación asturiana foi el premiu que traxo p’Asturies Francisco Heras, de la taberna gastronómica Llamber, na cai Galiana d’Avilés; esti xoven mozu algamó el premiu al meyor platu de carne, na eliminatoria n’España del Bocouse d’Or, premiu que entrégase al meyor cocineru.  El platu que presentó foi: Corderu cocinau a baxa temperatura y rellenu de mollexes, acompañau de pataques rellenes de reñones al Xerez, cebolla confitao y cruxente de pataca. Tolos concursantes tenien que presentar dos platos fechos, demagar de Salmón un y de corderu l’otru, nel casu de l’asturianu, el primer platu foi un Salmón marinau con un bañu de teriyaki y ensaladina de caviar cítricu con pamplines (yerbes que crecen xunto a los ríos), de guarnición mini quesu Afuega’l Pitu, apic d’agua de moluscu y tostiella llíquido de güevos de salmón. El xurau compuestu por espertos de la gastronomía, onde s’alcontrava Javier Deloya del Real Balneariu de Salines (Castrillón), tuvo que tomar una difícil decisión ya que según comentaren el nivel foi peraltu.
En definitva creo qu’una vegada mas perdimos una ocasión d’oru pa vender esa Asturies que diz tol mundiu, esa Asturies enllena de riqueces gastronómiques que paez que nun tenemos porque nun se sabe un res d’elles. Asturies nel Salón del Gourmet tornó a tar representada por perpoco de lo muncho qu’esti país tien.
Este artículo se publico en el semanario Les Noticies el viernes 15/04/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario