jueves, 20 de octubre de 2011

Caprese de Mujer


 El Arte
Mujer I (Willen de Kooning)

Willen de Kooning nace en Rotterdam (Holanda) en 1904. A partir de 1916 entra como aprendiz en una firma de artistas y decoradores comerciales mientras asistía a clases nocturnas en la Academia de Bellas Artes, donde estudió durante ocho años. En 1926 emigró clandestinamente a los Estados Unidos. En principio mantuvo un estilo conservador, pero su amistad con Ashile Gorky le puso en contacto con el círculo de artistas que posteriormente llegarían a ser destacados representantes del expresionismo abstracto. En la década de 1930 alternaba distintos modos de pintar, mostrando gran afán experimentador. Tras su primera exposición individual en 1948 se reconoció su liderazgo (junto con Jackson Pollock) del grupo expresionista abstracto. Pero a diferencia de este último, de Kooning conservó en muchas de sus pinturas elementos figurativos y se hizo célebre con su serie “mujeres” de la década de los 50. A partir de 1970 empezó a realizar esculturas. Tiene obra en el MOMA de Nueva York y en los principales centros de arte contemporáneo de EEUU y Europa.
Precisamente la obra que hoy nos ocupa está en el MOMA y es de la serie de “mujeres” y se trata de un oleo sobre lienzo de casi 2 metros de alto por uno y medio de largo donde se multiplican los trazos gestuales, típicos en de Kooning, pero se advierte la forma de una mujer muy distorsionada con una extraña expresión. Las pinceladas reflejan la violencia de su ejecución, llevando el peso de la composición los trazos oscuros, que contrastan con los cálidos, de muy diversa gama, que en algunas partes rozan el lirismo. En la parte baja del cuadro aparecen ciertos matices fríos en azul y un verde que contrasta de forma magnífica con los rojos, naranjas y ocres de alrededor.

La gastronomía
“Mujer I se Convierte en  Ensalada Caprese actualizada”
El blanco central y protagonista me ha recordado a una buena mozzarella de búfala (por favor que sea de búfala, si no vale mas no hacerla), los rojizos , los verdes y los amarillos anaranjados a esos tomatitos cherry tan sabrosos, mientras los negros me traían a la cabeza una sabrosa pimienta recién molida y las aceitunas negras. La pintura no es natural por lo que hay que actualizar esta tradicional ensalada italiana.

Ensalada caprese actualizada con crujientes de pan al aroma de mozzarella y aceitunas negras.

Ingredientes para dos personas:  Una bola de mozzarella de búfala de unos 125g aproximadamente,12 tomatitos rojos, amarillos y verdes tipo cherry, unas hojitas de albahaca fresca (si esta es pequeña mejor), pimienta negra en molinillo, aceite de oliva virgen extra arbequina, crujientes de pan, sal en escamas.

Preparación: Preparamos un pan con la receta que más nos guste, (sin levadura) ya que nos interesa que no suba, a la masa le incorporamos aceitunas negras picadas (al gusto) y un poco de mozzarella, una vez la masa hecha, la estiramos todo lo que podamos y hacemos un rectángulo desigual de unos 10 cm X 3 cm, le añadimos unos hilos de mozzarella y lo ponemos en el horno a 180 ºC hasta que esté crujiente (dependerá del tipo de horno).
Cogemos los tomates y los apretamos con la mano en un bol, si las hojas de albahaca son grandes las picamos finas, añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina y le damos un par de golpes de molinillo de pimienta, mezclamos todo bien. 

Final y presentación: Repartimos esta mezcla en dos vasos de media combinación (la mitad de un vaso de tubo) o alguno que sea atractivo, añadimos unas escamas de sal, encima de estas colocamos la mozzarella rota con las manos y el crujiente de pan, otras pocas de escamas de sal y un chorrito de aceite virgen. Servimos acompañado de una cuchara para su degustación. 

Para esto nada mejor que un buen cava, pero también resultará muy atractivo con un rosado fresco y afrutado.

Santa Digna  2011


100% Cabernet Sauvignón. 13% del Volumen
 
El que ya es conocido como el primer rosado del año aunque no sea del todo cierto ya que nos llega desde el otro lado del charco, es un vino afrutado, con cuerpo, buena acidez y lleno de atractivos donde los violaceos se entremezclan con los rosas y las frutas rojas se mezclan con el chicle de fresa y algunos pequeños matices de verduras como el atractivo pimiento. 

P.V.P.  aproximado:18 €

No hay comentarios:

Publicar un comentario