lunes, 31 de octubre de 2011

De especializarse y comer queso


En el siglo XXI la hostelería tiene el deber de modernizarse.  Están entrando muy fuerte nuevas generaciones de “bartenders” que traen con ellos cientos de ideas internacionales.  La  ley del tabaco, que se ha puesto en marcha, está cambiando hábitos muy arraigados en la cultura gastronómica; eso implica ir a la especialización.  Un tema cada vez más de moda es el de los establecimientos temáticos, para ello la formación es fundamental y no hay más remedio que seguir tratando de aprender nuevas técnicas, nuevos conceptos y nuevas tareas.  Actualmente los bares temáticos están triunfando, ya sean de vinos, de quesos, de cócteles… cada vez es más difícil funcionar sin tener una cualificación, un conocimiento.  Es el momento de comenzar a caminar en ese sentido y es hora también de olvidar aquello de “No vales ni para camarero”, claro que no, porque para ser un buen camarero hay que saber de demasiadas cosas y pasando años de estudio, muchas veces no llegamos a serlo.  Yo Hace catorce años que finalicé los estudios en la Escuela de Hostelería de Xixón; y la última vez que estuve dando allí una formación les decía a los estudiantes, “la clave está en formarse, en ir a todas las actividades posibles, en leer todo lo que cae en tus manos y en saber que cuando sales de allí, todavía no sabes nada”.

Joyas Gastronómicas

En el año 2000 nacía para el mercado norteamericano una excepcional ginebra pensada para la Coctelería, una de esas joyas casi única que se hacen  con mimo y escogiendo lo mejor de lo mejor.  Tanqueray Ten se hace a partir de una selección de las mejores plantas naturales, jugando con cuatro destilaciones y la de los mejores cítricos frescos en el pequeño alambique de cuatrocientos litros “Tiny Ten”, siendo la única ginebra que hace esto. Pero no es de extrañar el encanto de esta ginebra ya que desde sus inicios, Charles Tanqueray, buscaba la perfección y ya en 1830 estaba empeñado en conseguir la mejor ginebra del mundo desde aquella destilería del distrito londinense de  Bloomsbury.  Aquel proyecto sigue actualmente y Tanqueray es considerada la mejor ginebra del mundo al ser la que mas premios consiguió en la historia.

TANQUERAY Nº TEN
Grado Alcohólico: 47,3% del volumen
CATA: Tiene un aroma muy cítrico en el que aparecen también otra serie de compuestos botánicos; fresca, con pequeños matices de Hierbas y especias; Atractiva presencia del enebro mezclado con notas balsámicas de camomila.
SERVICIO: La tendremos en la nevera a no más de 5 grados; hay que tener en cuenta que tiene una alta graduación alcohólica por lo que controlaremos las cantidades. Es perfecta para hacer un “Dry Martini”, ya que siendo  muy cítrica mantiene todas las características secas; muy interesante en un “Gin & Tonic” especialmente con la tónica Fentimans y una cortecita de limón verde a la que vamos a robarle sobre la copa de balón su espíritu. Es ideal para la Coctelería cítrica.
PVP Aproximado: 25 €



Al platu vendrás arbeyu
COMO UN QUESU BEER BAR
C/ Bierzo, 3 de Xixón  
Precio Medio: 10 €.
Calificación: 6,5/10
Escondido en el barrio de Pumarín en Xixón, con entrada por la calle Gaspar García Laviana o por la pequeña y retorcida Bierzo, que une Andalucía con Roncal, se encuentra este bar que desde hace ya 3 años oferta una buena fusión de cervezas de importación, vinos y gastronomía. Como su propio nombre indica la mayor parte de los platos están elaborados a partir del queso,  los vinos desde un euro, cosa poco frecuente en estos tiempos locos de la oferta vinícola y unas tablas de quesos y embutidos que se salen de lo normal.  La tabla quesos es la mas atractiva de las que pueden tomarse por ahí, con 12 quesos a los que los acompañan de unas graciosas gominolas, miel, mermelada y azucar; o la ensalada de parmigiano que revoluciona los sentidos. El diseño es chocante, ya que está empapelado con artículos relacionados con la gastronomía, discos de vinilo, carteles y elementos relacionados con el mundo de la cerveza.  Destacan sus mesas, cada una de ellas recuerda una pintura representativa de algunos de los pintores más importantes del siglo XX; estas no llevan más protección que el barniz, por lo que estás comiendo encima de la pintura, algo único al menos de los bares que conozco.
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario