sábado, 22 de octubre de 2011

Futomaki del fin de Dios


 
El Arte
CONCEPTO ESPACIAL. EL FIN DE DIOS (Lucio Fontana)
1963 Óleo, lustrina y desgarros sobre lienzo 178 X 123 cm.
Artista conceptual, nace en Argentina en 1899, pero se traslada a Italia a los seis años, puesto que su padre era un escultor de Milán. Allí comienza su formación, al principio en el propio taller paterno, para pasar más adelante a la Academia de Brera. A partir de la década de los 30 su actividad en Europa es constante, sobre todo en Italia, pero también en España y Francia. En 1940 parte para Buenos Aires, ciudad en la que se establece y gana varios concursos de escultura. Trabaja como profesor de modelado en la Escuela de Bellas Artes y constituye junto con otros artistas la Academia de Altamira en el 46. Al año siguiente vuelve a Italia donde funda el “Movimiento Espacial”. En los 50 comienza a realizar sus famosas telas agujereadas, que desembocarán en la serie que nos ocupa. Elegí “El fin de Dios” porque es una pintura que se encuentra expuesta de forma permanente en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, ya que en el 98 hubo una exposición retrospectiva de Fontana, muy interesante. Se trata de una obra en formato oval,  monocromática, en la que se distribuyen por toda la superficie tajos e incisiones, de forma que el artista incorpora la tercera dimensión en los restos de tela y en los agujeros. La forma oval puede ser interpretada como un origen simbólico.

La gastronomía
“El Fin de Dios de Lucio Fontana se convierte en Futomaki-Sushi de arroz negro y gambas”
Cuando vi este cuadro lo primero que se me vino a la cabeza fue un bejín gigante oxidado, viejo, me recordaba también a algunas  setas, pero luego y debido a mí momento de investigación sobre la cocina oriental, todo un descubrimiento se lo recomiendo, me pareció interesante caminar por ahí, y este es el resultado.

Futomaki-Sushi de arroz negro y gambas.

Ingredientes por persona:  1 esterilla de bambú, 1 lámina de alga nori (seca), 200g. de arroz para sushi, 50g. de gambas, 100 ml. De sake, 50ml. De vinagre de arroz, 100 ml. De mirin, 2 sobres de tinta de calamar. (Para acompañar opcional) Salsa de soja y agridulce.

Preparación: Cocemos el arroz en agua, sal, la tinta del calamar y el sake, hasta que esté bien pasado, que el grano esté entero pero que se pueda apretar, hay varios tipos de arroz especiales para el sushi y siempre se puede comprar ese kit de dragón blue que se encuentra en los supermercados con todo ello (excepto la tinta de calamar) y que trae instrucciones de montaje, no obstante, para mí lo mejor es que compremos todo en una tienda de productos orientales. Una vez cocido, le añadimos el mirin y el vinagre de arroz, revolvemos bien y dejamos enfriar con el recipiente tapado con un paño húmedo. Una vez frio el arroz, ponemos sobre la esterilla de bambú el alga y que este  en uno de los extremos de la esterilla, sobre esta colocaremos el arroz bien extendido, dejando en la parte inferior unos tres centímetros sin cubrir, la humedad de este hará que el alga sea moldeable,  sobre el arroz colocaremos las gambas que previamente habremos pelado y troceado, por supuesto las dejamos crudas y limpias, sin el hilillo negro (intestino), de manera que consigamos el efecto blanco sobre los distintos grises y negros del arroz, enrollamos el alga con la esterilla, ejerciendo presión sobre la misma para que se apreté y vamos retirando esta. Recorte los laterales con el cuchillo humedecido igualando el rollito y corte en 6 trozos aproximadamente, limpie el cuchillo y humedézcalo en cada corte, finalmente dispóngalos en un plato con el arroz mirando hacia arriba, acompáñelo con un par de cuencos uno con salsa de soja (se puede acompañar con pasta wasabi y otro con agridulce.

Un blanco con estructura es lo mejor, si tiene algo de madera estupendo.

Jean León 2009




100% Chardonnay procedente de viñas de más de 20 años
13,5% del Volumen
Es posiblemente el mejor blanco de esta uva que se realiza dentro del estado, tiene una increíble nariz en las que aparecen sus notas de la crianza que entre barrica y botella antes de salir al mercado supera el año, en boca tiene estructura, es sabroso con una selección de aromas en retronasal muy interesante, toffe, tostados, almendras y otros frutos secos nobles, pero también algunas flores, frutas y especias como la canela.
P.V.P.  aproximado: 12 €

No hay comentarios:

Publicar un comentario