jueves, 17 de noviembre de 2011

Xixón Gastronómico y Restaurante Comarea


Desde hace algún tiempo  parece ser que Xixón se convirtió en la capital gastronómica del Estado, no hay otra ciudad que haga tal número de actividades gastronómicas como esta. Yo creo que sin duda es un acierto porque otra cosa no haremos, pero comer y beber los asturianos lo hacemos muy bien. En los  últimos meses vimos como por Xixón paseaban las tortillas, los oricios (erizos de mar), los pinchos, el gochu asturcelta (raza de cerdo autóctono asturiano) el menú de Antroxu (Carnaval), los quesos asturianos,  los salones Enolia – Tast it,  el pulpo, la menestra, Xixón de pinchos, de cócteles, de sidra, las jornadas de la costera, el arroz con pitu caleya (pollo criado en libertad), la  fiesta de la sidra natural, las fabes (alubias) con setas, los callos, la cocina tradicional, burbujas y seguro que más. Es increíble la actividad y algunas veces dudo que sea bueno tanta pero la realidad en que en esta ciudad solo hay que dar un mínimo motivo para salir y la gente sale a la calle. Quizá este sea el motivo por el que el próximo 1 de diciembre desde Xixón para el mundo se emitirá el primer programa de la Radio Televisión Gastronómica.

Al platu vendrás arbeyu
Comarea
C/ Carlos Martinez Barbeito y Morás nº 4 – La Coruña
Tel. 981.132.658
Precio Medio: 40 €
Calificación: 8/10 (Bares de Vinos)
En el barrio de Matogrande en La Coruña, se ubica este peculiar establecimiento en el que puedes encontrarte con cualquier político o personaje de la vida pública de Galicia. Un espacio en el que el vino y el marisco se convierten en protagonistas absolutos. No se puede salir de allí sin probar cualquiera de las frescas propuestas que pasan por delante: almejas de descomunal tamaño, berberechos, centollos, ostras, navajas, necoras, jamón ibérico o los huevos rotos. Las almejas son un auténtico escándalo merecen la pena y los huevos rotos perfectos para hartarse a comer. En el capítulo de los vinos tiene una buena selección, en los que merece la pena perderse por la buena cantidad de Champagne. Mesas altas, para sorpresa, en un concepto que no funcionaría en todos los lados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario